FISCAL - LABORAL - CONTABLE  -  JURÍDICO - HOGAR

Salario



El salario será el acordado por el empleador y el empleado, garantizando siempre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en cómputo anual en proporción a la jornada de trabajo realizada. El SMI siempre ha de pagarse en dinero, sin que puedan practicarse descuentos por las prestaciones en especie que supongan que el importe del salario en dinero sea inferior a dicho SMI.

Para calcular el salario en función de la jornada hay que distinguir dos supuestos:


  • Trabajo por horas en régimen externo: este supuesto se da cuando el número total de días de prestación de servicios al año para el mismo empleador no exceda de 120 al año.

El salario mínimo en este caso se fija para 2012 en 5,02 euros/hora y en el mismo se incluye la parte proporcional de domingos y festivos, pagas extraordinarias y vacaciones

  • Trabajo a jornada completa o a tiempo parcial (más de 120 días al año para el mismo empleador): el salario a garantizar y por tanto el salario mínimo aplicable será el SMI fijado anualmente por el Gobierno en cómputo anual (en 2012 este salario es de 641,40 euros/mes, cuantía que, multiplicada por 14 -esto es, 12 meses más 2 pagas extraordinarias- asciende a 8.979,60 euros/año).

Dichas cuantías serán proporcionales en el supuesto de jornada a tiempo parcial (siempre que no se trate de trabajo por horas en régimen externo).


Pagas extraordinarias:

La trabajadora o trabajador tendrá derecho a dos pagas extraordinarias al año, de modo que se garantice la percepción del Salario Mínimo Interprofesional en cómputo anual.

Tiempo de presencia:

El tiempo de presencia debe retribuirse siempre, pues es un tiempo del que el trabajador no dispone libremente, sino que está a disposición del empleador para realizar alguna actividad correspondiente a tareas domésticas. Se puede hacer mediante retribución dineraria, que será la establezcan las partes, pero nunca inferior a la hora ordinaria, o bien puede compensarse por tiempo de descanso retribuido, es decir, concediendo tantas horas libres de trabajo como horas de presencia se hayan efectuado.


Horas extraordinarias:

Pueden ser retribuidas o bien compensadas con tiempo de descanso equivalente. La retribución será la que se fije, pero nunca inferior a la hora ordinaria.

En ausencia de pacto al respecto se entiende que deberán compensarse con tiempo de descanso dentro de las 4 semanas siguientes a su realización.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada